* Fieles, queridos pequeños amigos…

Al hablar de tan queridos amigos, señalaría que más allá de lealtad o fidelidad, estoy convencida de que su pequeña almita repleta de generosidad, tiene especial percepción para con nuestros sentimientos y emociones.

Por supuesto, describo tal hecho para quienes comparten parte de su vida con tan encantadora compañía, quienes desconocen lo que ello significa, posiblemente nos tacharan de blanditos sensibleros. A mi entender, nada más alejado de la realidad ya que bien sabemos que para ellos una caricia de su amo significa un mundo y unas palabras de regalo el mejor de los universos.

Rebuscando en álbumes fotográficos de mi vida, podría marcar, referir  mis tempos por la imagen del can que me acompaña. Grandes, pequeños, alguno de ellos recogido en la calle y otros por los que fui adoptada ya que sencillamente me eligieron para que fuera su amita.

Recuerdo que en un viaje a Londres, paseando por Hyde Park la guía que nos acompañaba señaló en la esquina noroeste el Pet Cementery, lugar en el que entre 1881 y 1903 dieron reposo a las mascotas del Londres más victoriano. Filas y filas de pequeñas lapidas convierten esta zona del jardín en algo extrañamente encantado más allá del tiempo o la historia.

062_015

wdwd

 Los epitafios en las lapidas no pueden ser más reveladoras del tierno cariño que los animalitos despertaron en sus amos que van desde citas de Shakespeare a menciones bíblicas.

‘Pobre Cherry, murió el 28 de abril de 1881’

‘Querido pequeño Goofy de 7 años, duerme en paz pequeño’

‘En memoria de Jim, un perro pequeño de gran corazón’

‘Wee Bobbit, tan solitarios sin nuestra querida pequeña’

A mi querido Moussoo, hay hombres buenos que aseguran que las criaturas que hemos acariciado nos saludaran amablemente al traspasar las puertas del cielo’

Querida Dolly -. Mi rayo de sol, mi consuelo, mi alegría

‘Prince. pidió tan poco y dio tanto.

images

pet-cemetery-grave

 De entre tan bellos recuerdos de amor, destaca uno bien curioso por explicativo de la trayectoria de un ser humano:  “A mi perro Peggy, que fue más fiel que mis tres maridos” del que lamento no haber encontrado la imagen.

No me negaran que tan bellos recuerdos enternecen el corazón aunque, no a todo el mundo… El controvertido escritor y visionario del futuro ya cumplido George Orwell, en carencia total de sentimientos y lucha constante con la sociedad capitalista, manifestó expresamente que el lugar era ‘quizás el mas horrible de Londres…’

Por contra,  cabe señalar que en enero de 2010, en la aldea de Stainton Langwort en Lincolnshire, Inglaterra dieron permiso para que pequeños animales puedan ser enterrados junto a sus amos y seguro que todos conocemos la frase ‘cuanto mas conozco al ser humano mas quiero a mi perro’ atribuida a infinidad de cabezas bien pensantes…

Ya que el Gran Duque Mikhail Alexandrovich fue gran amante de los animales, hagamos algo de historia de tan queridos amigos a través del tiempo y, por supuesto, en Russia.

untitled

Imagen del gran duque Mikhail Alexandrovich en el viejo palacio de Livadia, acariciando al fiel Kamchatka.

1891 durante la celebración de las bodas de plata de sus padres, el Tsar Alexander lll y Marie Feodorovna.

———————————————————————

La joven princesa prusiana Sophie Friederike Auguste von Anhalt-Zerbst-Dornburg pasaría a la historia, tras motines y complots, bajo el nombre de Ekaterina Alekséyevna, Ekaterina la Grande (1729-1796).

1º

Tan augusta dama, cuya vida amorosa daría hoy en día mucho juego en crónicas del corazón dada su intensa vida amorosa ya que variaba de favorito como de camisa, si mantuvo a lo largo de su existencia un afecto constante. Desde muy joven, cuando llegó a Russia como futura esposa del Tsesarevich que sería el breve Tsar  Piort lll Fyodorovich, demostró su gran amor a los perros.

El escritor polaco Casimir Valishevsky, en su libro La Tsarina Romana  describió parte de su vida y costumbres. ”Cuando la Tsarina despierta a las seis de la mañana, junto a su lecho hay una cesta con una almohada de satén rosa y adornos de encaje en la que descansan sus acompañantes más inseparables, sus amados perritos”.

Un médico inglés, el barón Dimsdale que trabajó en St. Petersburg entre 1768-69 inoculando por vez primera en Russia la recién descubierta vacuna contra la viruela, antes de su regreso a Inglaterra regaló a la Tsarina una pareja de galgos italianos.

2º

Es necesario señalar que dicha raza de canes era sobradamente conocida ya desde la antigüedad ya que dicha raza era criada ya por los Faraones. En la Roma imperial, cuenta la leyenda que la reina Cleopatra regaló un par de cachorros a Julio Cesar. Muestra del cariño de la Tsarina hacia sus canes no fue ya los nombres que les impuso, Sir Tom Anderson y la duquesa de Anderson, si no que obligaba a la corte a tratarles por sus títulos…

Pronto tan augusta pareja canina tuvo descendencia y, considerado como especialísimo regalo, paso a vivir en las casas más aristocráticas de St. Petersburg como la del príncipe Orloff, los señores Narishkin o el príncipe Tyufyakina…

En una carta dirigida al barón Friedrich, Ekaterina ll finalizaba con la siguiente reflexión:  ‘Siempre me han encantado los animales… son mucho más inteligentes de lo que pensamos. Si alguien ha tenido derecho a la vida, sin duda ese ha sido Tom Anderson’

 En Tsárskoye Tselo la Tsarina era feliz mientras paseaba todas las mañanas rodeada por la ‘familia’ Anderson. Tom, perdón, sir Tom vivió 16 años y de entre su numerosa descendencia, en una carta de Ekaterina fechada un 30 de noviembre de 1778 aparece por vez primera una referencia a Z.

Dicha inicial correspondía sin duda al can que más amó la Tsarina. Se trata de la joven y bella Zemira, llamada así en honor a la protagonista de la opera ‘Azor y Zemira’ del compositor belga André Grétry (1741-1813).

3º

Zemira figura en el famoso cuadro ‘Ekaterina ll en una caminata por el parque’ pintado en 1794 del retratista de la corte  Vladimir Borovikovsky quien, por cierto, realizó dos versiones distintas del mismo cuadro.

untitled

4º‘La bella Zemira’

Fue Ekaterina quien introdujo la costumbre de enterrar a sus perros favoritos en un lugar especialmente dedicado a tal fin en Tsárskoye Tselo. Para ello, encargó a su arquitecto favorito, el inglés Charles Cameron (1745-1812) que renovase para tal fin una antigua construcción ya existente en los jardines del dvorets.1ªCharles Cameron

Cameron pasará a la historia como el gran artífice de la renovación de numerosos lugares imperiales ya que realizó significada contribución a la cultura, arquitectura e interiorismo de la época. Maestro del dibujo, grabado y cultura antigua, se convirtió en uno de los conductores de Russia a la Ilustración. Murió en 1812, en St Petersburg, justo antes del inicio de la guerra con Napoleón.

00

2ª

4ªAlgunas realizaciones del arquitecto Charls Cameron para Ekaterina ll.

El resultado del encargo de Ekaterina fue una bella pirámide de cuatro lados ya que, no olvidemos, la forma piramidal es símbolo de eternidad  desde la noche de los tiempos en muchas culturas.3ªDormitorio del Tsar Alexander l

5ªY, por supuesto, la Cameron Gallery.

6ª

7ª

8ª 9ª

10ª

Pueden verse en esta imagen de mediados del XlX pequeñas losas del más fino mármol blanco a los pies de la pirámide,  en las que figuraban bellos epitafios dedicados a Sir Tom Anderson, su hija Duquesa y por supuesto Zemira.

Por desgracia, como tantas otras cosas del ayer, durante los bombardeos y saqueos acaecidos durante la WWll, tan bellos recuerdos desaparecieron y, tendremos que conformarnos con admirar la bella pirámide que aún continua en pie.

SONY DSC

13ªLa pirámide tal cual esta hoy y su interior, tremendamente alejado de la idea de calma y reposo que la inspiró…

Ya hemos hablado de los canes de Ekaterina ll, ahora iremos conociendo los animalitos preferidos de otros Romanov y demás miembros conocidos de la Russia de principios del s. XX pero antes… hay que recordar que la Tsarina también tuvo un gato.

De él no se conoce el nombre, pero sí que fue regalo de uno de sus favoritos, Su Alteza Serenísima el príncipe Grigory Potemkin (1739-1791). ‘Es de carácter alegre y divertido pero, algo obstinado…’ escribió Ekaterina que, en agradecimiento regaló al Príncipe un servicio de té de porcelana de Sèvres.  Dicho lo cual, daremos un pequeño salto en el tiempo de unos…200 años.

¿Motivo? También los felinos merecen mención en este blog, de forma especial, en atención a mi gran amiga Cristina de Argentina, que es fiel devota de ellos.

Así pues, sin orden temporal, hablaremos de una de las atracciones de St. Petersburg para quien conoce de ella claro está. Se trata de los gatos del Hermitage.

9ff42578e618

CapturapooooDvorets de Invierno en distintas épocas.

Varias leyendas recogen el origen de su presencia en el dvorets de Invierno.

Una de ella cuenta que fue el Tsar Piort l quien los trajo tras su estancia en Holanda.

1º

4º

3

2º

Otra se le atribuye tal adquisición a la Tsarina Elizabeth Petrovna que, tras visitar Kazán, observó que allí no había roedores que destrozaran los edificios de madera (estamos refiriéndonos al antiguo palacio de invierno que era de madera).

Ekaterina no era muy partidaria de ellos, pero permitió que deambularan por el dvorets, otorgándoles la condición de ‘guardianes de las galerías’ dividiéndoles en dos categorías. Los que deambulaban por las dependencias y los que habitaban sin ningún incomodo en el Dvorets.

Se sabe de su presencia durante las guerras napoleónicas, en tiempo de la revolución de 1918 e igualmente, bajo el régimen soviétique.

Durante el sitio de Leningrado murieron casi todos, bien por de hambre o por otro motivo que repele su sola mención…y, el Hermitage se llenó de ratas.

Al finalizar la contienda se trajeron expresamente dos coches llenos de tan útiles animalitos pero, parece que se pasaron en el número ya que en 1960, comprobaron que se había multiplicado en exceso. También algunos habitantes de la ciudad que deseaban deshacerse de sus mascotas los dejaban libres en el entorno del dvorets, sabiendo que allí serian bien atendidos.

Gran número de ellos desaparecieron un buen día al  ser transportados, no se sabe dónde, en un vehículo especial. Poco después, comenzaron de nuevo las quejas por el gran número de ratas y ratones que destrozaban mueble, cortinas o cartonajes. Desde entonces, no han vuelto a tratar de deshacerse de ellos. En abril del 2012 se contabilizaron aproximadamente 70 gatos en el dvorets.

5Vigilantes en los sótanos del Dvorets.

Existe en palacio un presupuesto especial dirigido a tan felina población. Comida, cuidados médicos y todo tipo de atenciones son sufragados bien por patrocinadores especiales, visitantes o los mismos empleados del lugar.

En primavera se celebra el ‘Día del gato del Hermitage’ en el que se celebran exposiciones, juegos y concursos a más de visitas en sus hábitats habituales.

El museo cuenta con un Club de Amigos de los Gatos en el que estarían encantados de recibir su ayuda.

6º

7º

8º

DSC0609157785676766677En los exteriores de palacio…

11

9

 Mención especialísima por su color merece el gato azul ruso del que pondré algunas imágenes que muestran toda… su majestad.

9qLwnMV-mFg 7302741-gatito-azul-ruso-sobre-blanco imagesCAXQJOAT untitled

 

 

 

 

 

 

 

15367603YdnNada cambia, aguardando en la sala de espera del veterinario a principios del s XX

Captura77

Caricatura de la llegada a St Petersburg de un tren cargado de gatos. Dice el pie de foto que en febrero de 1944 se recogieron en Tyumen multitud de gatos muertos de hambre. Desde Siberia,  238 ‘defensores del patrimonio nacional’  se repartieron en St Petersburg, Petrodroverst y Tsarkoie Tselo donde rápidamente, dada la enorme población de roedores, pusieron patitas a la obra…

expo_joel_meyerowitz_mep_paris_369155730_north_545xNo es en Russia, pero caramba, la foto no tiene desperdicio…

——————————————

QUERIDOS AMIGOS IMPERIALES

0_1de937_6603202b_LTsarina Marie Feodorovna

0_33e8b_43b3dfe_-1-XLMarie con sus hijos Nikolay, Georgs y Xenia.

——————————-

CapturanxnxMuseo en Tsarkoie Tselo ‘Amores de la familia Imperial’  Óleo de I.A. Schwwabe, 1867

0_3418d_d901f641_-2-LGran duquesa Xenia

0_33e89_8624f99d_-2-XLMikhail Aelxandrovich

0_33e96_e1f5baf8_XLMarie Feodorovna, Alexandra, Nikolay y Olga

0_33e9c_9cc95770_-2-XLMarie junto a la pequeña Xenia y  sus cuñados Sergey y Pavel Alexandrovich.

1870

0_33e91_40fbf098_-3-L

CapturaffrrEl Tsar Alexander ll.

NPG x28785; The family of Christian IX, King of Denmark by J. PetersenUna jovencisima Marie Feoodorovna.

102949541452969739_tIOtNQp2_c

tumblr_mrgkcqxSXd1rsb1v0o1_500El entonces Tsesarevich, Alexander Alexandrovich.

tumblr_mgxvo0SN6B1r71ilwo1_500Gran duquesa Olga con uno de sus hijos.

———————-

A bordo del Polar Star, Marie Feodorovna permitiendo pillerias de sus canes…

0_33e9b_e39ff643_-1-L

0_33e9e_ba7c9dfa_L——————————–

1896Marie junto al segundo de sus hijos George Alexandrovich.

Screen-Shot-2013-02-26-at-6_50_40-AM

dr-louise-kejserinde-dagmar-thyra-ingeborg-mm-laes——————-1901Olga Alexandrovna

————————–

0_a2047_f7adbed3_XLMarie y su hermana, la reina Alexandra de Inglaterra

tumblr_mfnx36PsVb1rqdmblo1_500Marie con dos de sus hermanas.

0_33e94_2291a2ec_-1-XLGran Duque Dmitry Konstantinovich.

Sergei 1866Gran Duque Sergey Alexandrovich en 1866.

tumblr_mccy4pFikZ1rrnhz4o1_500Tsarina Alexandra Feodorovna

48098467_81277_128181—————————

Nada tiene que ver con Rusia, pero el cuadro es precioso.

SothebysCats-1030x715Carl Kahler: ‘My Wife´s Lovers’

———————————-

w5qyEdIZ

w5qyEdJ4

About

View all posts by

3 thoughts on “* Fieles, queridos pequeños amigos…

  1. Mi querida Nana, qué artículo tan entrañable…. Cómo me conoces que sabías que me iba a encantar y emocionar. Un animalito es una compañía que nos llena de amor, del más puro, porque no pedimos nada al otro ser y nos hace felices el simple hecho de poder hacerlos felices. Es el primer artículo que leo en tu blog, y ya me queda grabado en el corazón. Muchas gracias.

  2. Mi querida amiga, recién hoy pude entrar en el blog y no sabes cuánto te agradezco este capítulo dedicado a mis amados gatitos!!!! Me gustan mucho los perros y reconozco sus cualidades, pero un gatito “me puede” como decimos en Argentina.
    Mil gracias por este capítulo tan especial.

  3. Querida Nana: recién hoy empiezo a entrar en tu blog y ¡me encuentro con que no soy la única capaz de sentir y hacer cosas así por sus fieles compañeros de cuatro patitas(o las que sean! Precioso. Imagino el panzazo que me iré dando en el verano. Abrazos y felicitaciones.

Comments are closed.