* The book in Madrid.

escanear0001

El pasado 16 de abril, por mediación de una gran amiga, tuve oportunidad de hacer la presentación del libro en Madrid.

Esa misma mañana, me entrevistó el conocido escritor y periodista Jose Javier Esparza, en Intereconomía Tv.

34

6677

Captura.PNGjjui88

————————————————–

La librería Antes, fue marco acogedor en el que, rodeada de familiares y amigos, se hizo la presentación.

————————————

Comentario de uno de los presentadoeres :

No voy a contaros los detalles de la presentación del libro de Cristina porque ya lo ha hecho Luz, mucho mejor de lo que podría haberlo hecho yo, que nunca se me daría el oficio de periodista. Lo más probable es que terminaría colgada en la plaza pública.

Solo destacar dos reflexiones: la primera es que la amistad es algo inconmensurable y que los buenos amigos son los que permanecen durante años en nuestras vidas y quedan en ella para siempre, y este foro, desde su inicio es prueba fehaciente de ello.

Mi segunda reflexión es sobre literatura, los foros de Internet y la personalidad de nuestra autora, a la que no veía hace ya varios años.

La palabra escrita se ama y se respeta, es sagrada (entiéndase que vengo a decir por sagrada), la palabra es para deslumbrarnos, para ensimismarnos, pese a que ahora se haya quedado como mero entretenimiento y curiosidades vanas. No todo el mundo puede ser escritor porque redacte más o menos bien, esto lo digo como editora, todos saben que lo soy y, como no tengo nada que ocultar, siempre he estado abierta a conocer personalmente y relacionarme desde hace años con muchas personas que he conocido a través de Internet.

En un principio cuando Internet y los foros de realeza eran una aventura nueva, estos podían ser apasionantes, y seguirán siéndolo sin duda como una fuente de información a las nuevas generaciones interesadas en estos temas. A mi dejaron de interesarme cuando vi que el debate histórico puro y duro no podía existir en ellos, tengo guardados verdaderos hilos cerrados de muchos debates sobre distintos temas históricos, páginas y páginas, mas allá de la imagen o el recuento. Debates que en su momento ser dieron en este espacio. Hoy puedo hablar de lo mal que va Letizia y lo espléndida que es Máxima o Mary porque amo la belleza y rechazo la fealdad, también para relacionarme con mis buenos amigos, y lo importante lo hablamos en nuestros hilos no abiertos al publico en general. Los foros de actualidad son temas menores que no me apasionan como leer a Mauricio Wiesenthal, José Javier Esparza, Celine, Zweig o ahora éste de la propia Cristina. No sin reconocer, porque sería faltar a la verdad, que las “princesas, duques y duquesas” actuales me entretienen y me hacen reír, que también es importante. Mi verdadera pasión es la historia y la literatura centroeuropea y escribir en foros supone un poco dejar de leer, de empaparme en las cosas que amo. Entiendo que para muchas personas significa un auditorio inmediato, pero eso no va a traer mayores frutos: Cristina es la prueba. Hay que encerrase, sentarse y escribir sin miramientos. Por ello me impacto tanto el libro de Cristina: no me lo esperaba tan bueno, tan bien documentado, si tenemos en cuenta que es su primer trabajo, pero es palpable que fue producto de una verdadera introspección.

En el mundo mediático, estereotipado y “figurativo” en que vivimos hoy a la mayoría de los escritores, cuando acaban de sacar una obra, ya le preguntan por la siguiente: el ansia de noticias o de decir tonterías interesantes, no sé cual es la más apropiada, que sepais que no a todos les gusta, no a los que son verdaderamente serios. Señores, ¿cuántas obras maestras escribió Cervantes? Dejad a la gente que tiene talento se desarrolle según sus propios tiempos y celebremos con ellos el triunfo de su cosecha una vez rendida ante nosotros. Permitirles la elegancia del aplomo, de la pausa.

Os comparto algo sobre Cristina que me impresiono aún más de ella. En la cena que tuvimos después de la presentación cuando en petit comité abordábamos los corrillos internos del mundo de la edición de esta Villa y Corte y el estilo personal de su escritura, deciros que Cristina encaja la crítica, la razona, defiende sus posturas, analiza y escucha como todo una profesional de las letras. Asunto que constituye lo más difícil para el ego de un escritor, es muy digno de resaltar cuando estamos acostumbrados a toparnos con escritores noveles a los que no se les puede hablar con claridad, sin miedo a herirles o que se pongan inmediatamente a la defensiva, o se ofendan. Porque aunque los editores tengamos que sobrevivir editando cosas que no nos llenan del todo, pero al mercado sí, me encanta apoyar a los que son buenos, a modo personal como en este caso, que lo hago por el puro placer de hacerlo, y eso me reconforta y me llena de alegría. Por lo cual se lo agradezco doblemente a Cristina.

Para los amantes de la historia me resta decir que la librería Antes de nuestros amigos Alfredo y Carmen, está en la calle Lagasca 120 y es toda una joya en materia histórica, aparte del trato exquisito y personal que ellos saben dar a su clientela, por favor, dejemos de ir a El Corte Inglés y ayudemos a que los verdaderos libreros no solo sobrevivan, sino que vivan dignamente, como merecen. Los de fueran de Madrid también pueden encargar sus libros por Internet.
L. V.18-04-2015.

———————————

Reseña que hizo en su blog, mi querida a miga Luz.

CRISTINA ROSARIO FRANCO PRESENTA SU LIBRO EN MADRID
Los seguidores de este blog sabéis que, hace unos meses, os recomendé la lectura del primer libro de la autora Cristina Rosario Franco, titulado “Condesa Natasha Brasova” y editado por Brúfol. Podéis volver a leer mis impresiones sobre este magnífico libro en el siguiente enlace:

http://enelpalaciodeluz.blogspot.com.es/search/label/Cristina%20Rosario%20Franco

Pues bien, ayer tuve la inmensa dicha de asistir a la presentación de este magnífico libro en Madrid, en concreto en la librería Antes, situada en el número 120 de la madrileña calle Lagasca. Para todos los aficionados a la Historia, esta librería es un lugar de cita obligada.

Captura.PNG0990Entrada de la Librería Antes. Calle Lagasca, 120 (Madrid)

——————————–
La sensación que me produjo asistir a tan esperada presentación fue muy emotiva por muchos motivos. Supuso el reencuentro con grandes amigos, y especialmente, conocer en persona a la verdadera estrella del evento, a la autora Cristina Rosario Franco, magnífica escritora que nos ha deleitado a todos a través de las páginas de su libro. Tal como comenté en mi anterior escrito sobre esta obra, Cristina Rosario es sinónimo de elegancia en la escritura. Su prosa elegante se ve adornada con la terminología francesa tal como la utilizaba la aristocracia rusa, y ello me lleva a decir que Cristina escribe a la russe porque se nota su amor por la temática rusa y lo mucho que se ha impregnado de los grandes literatos rusos.

Permitidme que os diga que Cristina no es sólo una deliciosa escritora, es además una gran dama de los pies a la cabeza, lo que yo denomino, una gran señora en todos los sentidos. La elegancia de su prosa se extiende a toda su persona. Reúne belleza exterior e interior, remarcada por sus bellísimos ojos y por su encanto natural.

La presentación de su libro fue introducida por tres maravillosas personas y excelentes profesionales: la editora Doña Leddys Valdés, Don Javier Ruiz Portella, gran filósofo y director del periódico Elmanifiesto.com…y junto a ambos, Don José Javier Esparza, conocido periodista y escritor, uno de los grandes intelectuales españoles de nuestra época. Fue todo un lujo contar con su presencia.

11130513_10202906089131651_9130249644170769841_o

Primer plano de la autora, Cristina Rosario Franco.

DSC09118
Cristina Rosario, José Javier Esparza y Leddys Valdés.

DSC09113

DSC09110
José Javier Esparza en su momento de su intervención.

DSC09115
Javier Ruiz Portella junto a Cristina Rosario.

———————————

11061658_10205803108732120_8484276427460847187_n

11078272_10202906089211653_7259477732350182890_o

Cristina Rosario Franco tuvo la amabilidad de firmar su libro a los presentes que así se lo pidieron, e incluso se tomó fotos con muchos de ellos, que no quisieron desaprovechar la ocasión de tener una fotografía junto a ella a modo de recuerdo.

FOTOS: LUZ LAFITTE

Los tres tuvieron brillantes intervenciones, refiriéndose a la excelente calidad de la obra presentada así como al período histórico en el que se desarrolló la vida de la Condesa Brasova. La autora compartió su experiencia a la hora de emprender este proyecto y supo transmitirnos su amor por San Petersburgo. El público asistente también se mostró participativo, destacando la intervención de una periodista rusa que vive en nuestro país desde hace quince años.

Yo diría que no fue una presentación al uso, no sólo se centró en la obra en sí , sino que las diferentes intervenciones dieron lugar a un debate y a resaltar incluso aspectos de la naturaleza humana. Leddys Valdés planteó la cuestión de si las monarquías sobrevivirían en el futuro. Y al respecto fue muy acertada, en mi opinión, la intervención de una señora que manifestó: “Hoy en día se han cambiado los valores por la mera representación”.

Leddys Valdés confesó sentirse muy gratamente impresionada tras la lectura de esta obra diciendo que la calidad de la misma era muy superior a la que ella esperaba. Así mismo destacó el gran trabajo que supuso para Cristina Rosario la redacción del libro. Hubo un momento muy especial en su intervención, al recordar a un gran amigo, nombrándolo con su nombre y apellidos antes todos los presentes. La persona en cuestión se llama Fabián y le separa mucha distancia puesto que vive en Honduras. Pero no hay distancia suficiente que impidiera ser recordado por todos los que tenemos la gran fortuna de contar con su amistad. Fabián no sólo es un amigo entrañable, es también, a sus 25 años de edad, todo un experto en la historia de los Romanov, y hubiera sido un lujo contar con él en esta presentación. Su talento y su valía son tan inmensos que todos los que lo queremos estamos seguros que llegará muy lejos.

José Javier Esparza destacó cómo la protagonista de la obra se convierte en víctima de la sucesión de hechos históricos que rodearon su vida. No sólo ella, pues la terrible revolución de 1917 supuso una convulsión en las vidas de millones de personas. A este respecto, destacar el párrafo de la obra que Javier Ruiz Portella leyó en su intervención y que a mi modo de ver, refleja mucho del carácter ruso y de la dureza de su exilio:

“A pesar del tiempo transcurrido desde la revolución, se observaba el ir y venir de tristes exiliados que obligados por penosas circunstancias, debieron rehacer aquí sus vidas. Fácilmente identificables no ya por la manera en que según costumbre ortodoxa hacían la señal de la Cruz inclinándose con profundo respeto, sino en la mayoría de los casos, por la pobreza de su aspecto. Cuántos de ellos disfrutaron de la opulencia de su “amada Russia”, ahora, cercano el final de sus vidas, envejecidos, hastiados de luchar, sobrevivir y aguardar el ansiado regreso, como único consuelo imploraban clemencia a un Dios imaginario”.

Y yo a modo de conclusión, después de sentirme agradecida por la ocasión de formar parte del público asistente, rescato dos frases del libro. Una en boca del Gran Duque Mikhail: “Honor y ser Romanov es cuanto da valor en nuestras existencias, quienes nacimos en esa estirpe, gustosos, moriríamos por ella”… Y la segunda: “Desde siempre he sentido los libros como amigos cercanos, mensajes de vida, sueños de almas perdidas en emociones profundas y perdurables.”

Me identifico totalmente con el contenido de esta última frase, mucho más tras leer “Condesa Natasha Brasova”.

——————————————-

Rodeada se los mejores amigos.

10464406_10205803071091179_3078084453416936063_n

10952529_10205803108772121_3481608823868570726_n

10955491_10205803056890824_5396084395102371710_o

11154756_10205803071011177_2783827984614838753_o——————————

About

View all posts by

2 thoughts on “* The book in Madrid.

  1. Querida Cristina, ¡cuánto he disfrutado leyendo esta entrada sobre la presentación de tu libro! Me ha traído a la memoria ese momento tan especial en el que pude saludarte en persona y revivir esa tarde noche. Gracias por todo tu talento y por ser cómo eres.
    Un abrazo.
    Luz Lafitte

  2. Good Advice! In my dealings with the press, I apacrpohed the matter as a paranoiac. I did not trust the press to interpret everything they heard accurately, so I made sure to dot every i and cross every t in preparation so that there could be no mistake in their conveying my message, either in content or intent. It worked! I also tried to write in short sentences to be more easily understood. LOL

Comments are closed.